La Plata, la Facultad de Bellas Artes y Diseño Multimedial

La Plata

 

La Plata (a veces abreviado LP, también denominada Casco Urbano dentro del partido de La Plata) es la capital de la provincia de Buenos Aires, Argentina, así como también del partido de La Plata. Se ubica a 56 km al sudeste de la ciudad de Buenos Aires. Es apodada frecuentemente como la «Ciudad de las Diagonales» y en menor medida como la «Ciudad de los Tilos»

La ciudad fue planeada para servir como la capital de la provincia después de que la ciudad de Buenos Aires fuera declarada como Distrito Federal en 1880. Además es el principal centro político, administrativo y educativo de la provincia. Según el censo de 2001 (llevado a cabo por el INDEC), la ciudad tiene una población de 186.527 habitantes y su aglomerado urbano, el Gran La Plata, 694.253 habitantes.

La Plata fue fundada oficialmente por el gobernador Dardo Rocha el 19 de noviembre de 1882 y su construcción fue plenamente documentada en fotografías por Tomas Bradley. Entre los años 1952 y 1955, la ciudad se llamó Ciudad Eva Perón.

Esta ciudad planificada es reconocida por su trazado, un cuadrado perfecto con el «Eje Histórico» conservado hasta hoy en forma intacta; al igual que el diseño sobresaliente de las diagonales que lo cruzan formando rombos dentro de su contorno, bosques y plazas colocadas con exactitud cada seis cuadras.

 

La Plata

La antigua ciudad de La Plata

Fotos de la ciudad de LA Plata

La Catedral de la ciudad

Palacio Municipal

Teatro Argentino

 

Universidad Nacional de La Plata

Historia de la Universidad Nacional de La Plata

Fundada en agosto de 1905 por el doctor Joaquín Víctor González, la UNLP surgió como una universidad moderna, alejada de la impronta academicista característica de las tradicionales casas de altos estudios

La Historia de la Universidad Nacional de La Plata comienza a gestarse a fines del siglo XIX, cuando el entonces senador bonaerense Rafael Hernández impulsó la iniciativa de crear una Universidad que diera respuesta a las renovadas necesidades de formación científica, técnica y cultural que manifestaban las jóvenes generaciones que comenzaban a habitar la recién fundada ciudad de La Plata, nueva capital de la provincia de Buenos Aires.
A mediados de 1889 se formó una importante corriente de opinión a favor de la creación de la casa de estudios provincial que derivó en la sanción, el 27 de diciembre de ese año, de la ley correspondiente. El 2 de enero de 1890 fue promulgada por el gobernador de Máximo Paz. Sin embargo la norma no tuvo cumplimiento efectivo sino hasta el 8 de febrero de 1897, cuando el gobernador Guillermo Udaondo decretó que se cumpliera la ley y se constituyera la Universidad Provincial de La Plata.
La flamante casa de estudios quedó inaugurada públicamente en 18 de abril de 1897 bajo el mandato del Dr. Dardo Rocha, que fuera elegido como su primer Rector, y extendió su vida académica hasta 1905. Comenzó a funcionar con tres facultades -Derecho, Fisicomatemáticas y Química- y una Escuela de Parteras.
La Universidad funcionó entre 1897 y 1905 en condiciones precarias por falta de recursos materiales y elementos para la enseñanza. Durante el transcurso del año 1904 la evidente decadencia de la Universidad Provincial no escapaba a la visión de intelectuales y políticos, y esto se reflejaba principalmente en la escasa concurrencia de sus aulas.
Para ese entonces, el ministro de Justicia e Instrucción Pública de la Nación, el riojano Joaquín V. González, comenzó a elaborar en su mente la idea de instaurar en la ciudad una Universidad de carácter Nacional, cimentada sobre las bases de la alicaída Universidad Provincial y de otros institutos de instrucción superior ya existentes.
En ese año el entonces Ministro de Justicia e Instrucción Pública de la Nación, Dr. Joaquín Víctor González, concibió la idea de nacionalizarla, dotando a la capital de la provincia de una Universidad moderna, con base científica. Para ello puso especial énfasis en la investigación, la extensión universitaria, el intercambio permanente de profesores con los centros de excelencia del extranjero, y la necesidad de la educación continua incluyendo con ese propósito una escuela primaria y otra secundaria, ambas de carácter experimental.
El 12 de febrero de 1905, González envía al gobernador de Buenos Aires, Marcelino Ugarte, una amplia memoria donde analiza las ventajas de organizar una nueva universidad. Sobre la base de ese documento se firma el 12 de agosto del mismo año un convenio ad referéndum entre la Nación y la Provincia para la creación de la Universidad Nacional. El convenio establecía la cesión a la Nación del Museo, el Observatorio Astronómico, la Facultad de Astronomía y Veterinaria, la Escuela Práctica de Santa Catalina, el Instituto de Artes y Oficios, el terreno donde luego fue edificado el Colegio Nacional, la Escuela Normal, el edificio del Banco Hipotecario, un lote de terreno sobre Plaza Rocha (la actual Biblioteca de la Universidad), y una serie de quintas y chacras.
El acuerdo fue aprobado por el Congreso Nacional y la Legislatura Provincial, y el 19 de septiembre fue sancionada la ley nacional de creación que lleva el número 4699; luego promulgada el 25 de septiembre por decreto del presidente Quintana.
El 17 de marzo de 1906 asumía como primer Presidente de la historia de la Universidad Nacional de La Plata el Dr. Joaquín V. González, y a partir de entonces comenzó su sostenido crecimiento. Con la incorporación de varios institutos y la creación de nuevas Escuelas Superiores y Facultades, la Universidad Nacional de La Plata cobró forma y prestigio como una de las más avanzadas dentro y fuera del país. El transcurso de los años afianzó la concreción de esta idea totalizadora que, en la actualidad, constituye una institución abierta a todas las ramas del saber y de la creación. Los principios de respeto, libertad y justicia que impulsaron el movimiento de la Reforma Universitaria de 1918, encontraron eco no sólo en la comunidad universitaria platense sino en toda la comunidad universitaria latinoamericana. No podía ser de otra manera cuando los contenidos educativos a impartir coincidían con el nuevo paradigma de la Universidad Reformista, basada en el apoyo empírico de los conocimientos y el alejamiento de todo dogmatismo.

Carreras de la Universidad de La Plata

http://www.unlp.edu.ar/articulo/2008/5/19/gradouuaa

Mapa de las sedes de la Universidad de La Plata

Facultad de Bellas Artes (Central y sede Fonseca)

Fotos de La sede Central

Sede Fonseca

Carrera de Diseño Multimedial

Breve descripción de la Carrera

La carrera de Licenciado en Diseño Multimedial es una carrera de grado a realizarse en cinco años. Este nuevo plan de estudios se orienta a profundizar en la disciplina propiciando un perfil crítico que vincule la técnica, el lenguaje, la comunicación y la estética con los problemas del mundo contemporáneo.

La propuesta tiene como propósito principal que la Facultad de Bellas Artes de la UNLP sea un polo de formación de profesionales capaces de aportar a la configuración de este nuevo campo de la producción artística y comunicacional tanto desde el desarrollo de productos multimedia como desde el campo teórico en la construcción de nuevos conocimientos y definiciones en un lenguaje que aparece estrechamente ligado a las herramientas informáticas y al universo digital.

Trabajo Practico para LMM 2 de la carrera Diseño Multimedia,de la Facultad de Bellas Artes de La Plata. Cualquier Semejanza con la realidad es pura coincidencia.

 

 

En principio, el término multimedia aparece en el imaginario colectivo asociado a la computadora personal: un tipo de producto hecho con la computadora, para ser usado en una computadora y que tiene como principal característica el hecho de combinar simultáneamente imagen, sonido y texto. Se populariza hacia mediados de la década de los ’90 cuando la industria informática invade el mercado con máquinas capaces de soportar software (principalmente recreativo) en el que la imagen fija o en movimiento, el sonido y el texto se integran de modo tal que el usuario puede interactuar con el producto eligiendo recorridos de lectura posibles entre una gama de opciones predeterminadas por el programa. La misma expresión se emplea en el arte compartiendo la combinatoria de lenguajes para la construcción de otro tipo de discurso. Aunque en principio no asociado forzosamente a la presencia de lo digital, el arte multimedial implica sí, desde su origen, una relación estrecha entre arte y tecnología. Hablando con propiedad, esta relación existió siempre. Pero es en el siglo XX cuando se despliega y amplía como planteo estético. La tecnología, el material, el proceso constructivo aparecen como centro, o al menos como rasgo, de la poética en tanto portan en sí mismos sentido como emergentes de la cultura y la estética contemporáneas.

La multimedia, en este marco, ingresa al mundo artístico como una posibilidad, abriendo perspectivas tanto para la producción de nuevos tipos de obra como para la configuración de nuevas relaciones entre el artista, la obra y el público. Puede decirse que se trata de un nuevo lenguaje concebido a partir de instrumentos recientes, basado en las potencialidades de la informática y que comprende el uso de textos, gráficos, imágenes, sonidos, música y animación resignificados por características propias como son las interfaces, los hipertextos, la interactividad, la simulación. Es un dispositivo para narrar (como lo es el cine) que incorpora, al poder simular entornos virtuales, la posibilidad de participar de la historia en primera persona, de una historia que puede ser infinita y construida por el propio usuario.
La producción de conocimiento desde una perspectiva reflexiva y crítica cobra una especial importancia a la hora de abordar tales cuestiones. La Universidad no debiera estar ajena a estas transformaciones. Como ámbito jerarquizado para la investigación y el desarrollo, debe idear espacios académicos para la formación de profesionales y educadores, para la producción de objetos y también para la elaboración de teoría que acompañe el impacto de las nuevas tecnologías sobre el conocimiento. La formación de artistas y diseñadores incorpora las nuevas tecnologías y bucea en ellas buscando las nacientes de los nuevos lenguajes. En este universo virtual cabe suponer un profesional que pueda generar desarrollos y transformaciones que jugarán un rol en la articulación de la información con la indagación estética. Con relación a esto se recupera el pensamiento de Siqueiros (1): el valor generador que para el arte tienen los materiales y herramientas. Puede imaginarse desde esta mirada un profesional que conciba videojuegos, universos virtuales o programas informáticos interactivos coordinando el trabajo de un grupo de plásticos, músicos, diseñadores y programadores. Que además sea capaz de interpretar el mundo contemporáneo y las relaciones novedosas y complejas que en este contexto se establecen entre el productor, la obra y el público.

Trabajo de alumnos de primer año de Taller Multimedia, FBA, UNLP, cursada 2008. Marzo, 2009.

En la facultad anteriormente contábamos con la Licenciatura en Producción Multimedial (Plan 1996) que se desarrolla en tres años y que tiene como requisito de ingreso haber aprobado dos años completos de cualquiera de las carreras vigentes en la unidad académica. Si bien esta carrera resultó innovadora en su momento al incorporar a las ofertas de la facultad una temática de importancia fundamental en las definiciones de la cultura contemporánea, presentó varias dificultades de implementación tanto académicas como administrativas. Es por eso que se crea esta nueva carrera, entendiéndose que dará una respuesta más ajustada al perfil profesional que se persigue.

(1) «En toda manifestación artística, y de manera muy particular en las artes plásticas, las superformas o estilos y en último extremo la estética que brota de ellos, son una consecuencia de la función integral y de su consecuente técnica. No puede olvidarse que los materiales y herramientas de producción en las artes plásticas tienen valor generador, valor determinante, tanto formal como estético» (Siqueiros, Cómo se pinta un mural, 1951, pág. 13

Objetivos de la Carrera

  • Formar profesionales especializados en el diseño multimedial capaces de aportar al desarrollo de este nuevo lenguaje desde la producción y la reflexión.
  • Ofrecer un cuerpo de conocimientos sobre el diseño y la producción multimedial que contemple integralmente las dimensiones expresiva, comunicacional y técnica.
  • Generar, en el ámbito de la Facultad de Bellas Artes, un espacio de formación e investigación que pueda contribuir al desarrollo y la transformación de este campo del conocimiento.

Perfil Profesional

Los graduados de la carrera de Licenciatura en Diseño Multimedial estarán capacitados para:

  • Desarrollar proyectos de diseño desde la especificidad del lenguaje y las herramientas multimediales atendiendo a aspectos expresivos, comunicacionales y técnicos.
  • Investigar sobre la utilización de las herramientas digitales en función de un lenguaje propio desarrollando el sentido crítico en lo estético, comunicacional y técnico.
  • Elaborar soluciones a los problemas artísticos, comunicacionales y técnicos que surgirán de la permanente actualización y transformación del campo.

Reel con algunas de las producciones del departamento de multimedia de la Facultad de Bellas Artes de la UNLP – 2009

Incumbencias. Alcances del Título y Competencias Profesionales

El Licenciado en Diseño Multimedial podrá desempeñarse en:

  • Diseño de productos multimediales de diverso tipo vinculados a discursos artístico- comunicacionales y/o vinculados a la educación, industria, espectáculo, medios masivos de comunicación y entretenimiento.
  • Conducción de estudios e investigaciones y elaboración de planes y proyectos que impliquen el conocimiento profundo del lenguaje multimedial, incluyendo la dirección de equipos interdisciplinarios.
  • Asesoramiento en lo referente a diseño y producción de realizaciones multimediales que resulten necesarias en distintos ámbitos de aplicación actuales o que pudieran devenir del desarrollo y la transformación del campo.
  • Colaboración en la planificación de políticas culturales y/o comunicacionales que involucren plataformas multimedia.

Licenciatura y Profesorado Diseño Multimedial

PRIMER AÑO
Taller de Diseño Multimedial I, Lenguaje Multimedial I, Tecnología Multimedial I, Historia Social General, Producción de Textos B, Arte Contemporáneo

SEGUNDO AÑO
Taller de Diseño Multimedial II, Lenguaje Multimedial II, Tecnología Multimedial II, Identidad, Estado y Sociedad en Latinoamérica y Argentina

TERCER AÑO
Taller de Diseño Multimedial III, Lenguaje Multimedial III, Tecnología Multimedial III, Estética

CUARTO AÑO
Taller de Diseño Multimedial IV, Lenguaje Multimedial IV, Tecnología Multimedial IV, Gestión de Proyectos, Teoría de la Practica Artística (*), Epistemología del Arte, Tetodología de la Investigación, Seminario de Formación General a Elección (*), Fundamentos Psicopedagógicos de la Educación (**)

QUINTO AÑO
Taller de Diseño Multimedial V (Trabajo Final de Graduación) (*),Didáctica Especial y Practica de la Enseñanza (**), Seminario de Formación Especifica a Elección I (*), Seminario de Formación Especifica a Elección II (*)

(*) Sólo para la Licenciatura
(**)
Sólo para el Profesorado

Trabajo de alumnos de segundo año de Taller Multimedia, FBA, UNLP, cursada 2008.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s